Ajo e hipertensión y cardioprotector

avril 2, 2012
Comprar olivo y ajo 120 cápsulas

Trastornos de la presión arterial del ajo, diarrea, hipertensión moderada.

Enfermedades enfermedades contagiosas, bronquitis, influenza y otras infecciones respiratorias estacionales, arteriosclerosis, colesterol, enfermedades cardiovasculares

Beneficioso Hipotensivo, estimula el corazón, facilita la circulación sanguínea, antisépticos, bactericidas y expectorantes, antibiótico, antiespasmódico, desparasitante contra parásitos como lombrices intestinales (gusano parásito) y oxiuros (parásito del tracto digestivo), antioxidante y anti- inflamatorio, diabetes

Descripción del ajo

El ajo es una hierba herbácea, bulbosa, perenne y resistente, conocida en todo el mundo por su olor persistente y su sabor picante. Mide casi cincuenta centímetros de alto y un tallo hueco alto. Las numerosas hojas de ajo cubren la base del tallo. Estas flores, que solo florecen en junio, son de color blanco o rosa y se agrupan en umbelas. Al pie del tallo se forma el bulbo o cabeza, que comprende de diez a dieciséis bulbillos arqueados llamados diente de ajo que se recolectan de julio a agosto.

Cultivo de ajo

El ajo permanece desconocido en la naturaleza, es originario de Asia Central, se siembra en todo el planeta, ya que este huerto se adapta a muchos climas (China, India, Corea del Sur Sur, Estados Unidos, Rusia, Egipto, España, Francia, etc.). Prefiere suelos aireados que sean lo suficientemente profundos y ricos en diversos nutrientes. El ajo se cultiva dividiendo su bulbo.

Ajo su composición

La parte del ajo que se utiliza por sus virtudes terapéuticas es su bulbo, que contiene un aceite esencial con un altísimo contenido de azufre compuesto allin que mediante un proceso de transformación se convierte en alicina y luego l 'alil, aliina, aliinasa e inulina. <

El ajo se compone de carbohidratos, proteínas y fibras, así como prostaglandinas, ácidos fenólicos, fitoesteroides, polifenoles y flavonoides, y oligoelementos con hierro y zinc, manganeso y boro, cobre y níquel, molibdeno y yodo, azufre y selenio. Vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6) y vitamina A, vitamina C y vitamina E.

Comprar olivo y ajo 120 cápsulas

El ajo y sus virtudes medicinales

El ajo o más precisamente su bulbo se utiliza y recomienda desde hace casi cinco mil años por sus propiedades hipotensivas, antisépticas y bactericidas, expectorantes y antibióticos, antiespasmódicos y desparasitantes, antioxidantes y antiinflamatorios.

Los beneficios del ajo, como agente hipotensor, es eficaz en la prevención de enfermedades cardiovasculares, estimula el corazón a la vez que facilita el flujo sanguíneo, regula la presión arterial y la circulación sanguínea y ralentiza considerablemente la niveles de exceso y colesterol. ESCOP recomienda su uso en la arteriosclerosis y en la reducción de los niveles de colesterol. La OMS (Organización Mundial de la Salud) aprueba el uso de ajo para personas con hipertensión (disminución y estabilización de la presión arterial).

Por sus reconocidas acciones antisépticas, bactericidas y expectorantes, el ajo actúa para contrarrestar enfermedades respiratorias (bronquitis, gripe e infecciones estacionales), y eso no es todo, elimina la flora patógena del sistema digestivo y combate la Diarrea. Como desparasitante, el ajo trata al cuerpo para erradicar los parásitos (lombrices intestinales y oxiuros). Los estudios han demostrado la eficacia del ajo para tratar las complicaciones debidas a la diabetes (antioxidante y antiinflamatorio).

Otros usos

El ajo es un condimento fabuloso, que aporta un sabor y aroma incomparables a platos culinarios, ensaladas, salsas, etc. A menudo se usa para mejorar recetas de cocina, fondue de Saboya, alioli, pisto y muchos más.

Ayuda y sana

Hipotensivo, estimula el corazón, facilita la circulación sanguínea, la presión arterial, contra la arteriosclerosis, bajando el colesterol, contra enfermedades cardiovasculares, casos de hipertensión moderada, antisépticos, bactericidas y expectorantes, contra enfermedades contagioso, curativo de bronquitis, gripe y otras infecciones respiratorias estacionales, antibiótico, antiespasmódico, lucha contra la diarrea, reduce el azúcar en sangre, desparasitante, contra parásitos como lombrices intestinales (gusano parásito) y oxiuros (parásito del tracto digestivo), antioxidante y antiinflamatorio, reduce las complicaciones de la diabetes.